OBJETIVOS Y NOVEDADES

Una de las novedades del proyecto consiste en el análisis conjunto de los factores, que hasta el momento han sido abordados por separado y no se ha estudiado la relación global de los distintos factores entre sí. Esta ausencia de una perspectiva que estudie de manera combinada la relación de los distintos factores (sociodemográficos, motivaciones de uso, percepciones previas) constituye uno de los grandes retos y limitaciones que presenta los estudios sobre participación online en general (Lutz, Hoffmann, & Meckel, 2014):

–       Exposición selectiva: Los usuarios escogen de manera preferente aquellas informaciones y mensajes coincidentes con sus actitudes, creencias y comportamientos (Cappella, Kim & Albarracín, 2015) llevando a cabo el denominado “sesgo de confirmación”, o tendencia a elegir noticias que refuerzan sus ideas, prejuicios y visión del mundo ya existente.

–       Gratificaciones perseguidas: Sin embargo, este “sesgo de confirmación” no es el único factor que explica el comportamiento de los usuarios en este sentido: sus objetivos y sus necesidades alteran su relación con los medios. La investigación sobre efectos de los medios ha indicado que no solo influye el medio en cuestión que se consume sino el tipo de contenidos y de uso concreto que se hace de ese medio (McLeod, 2000). De modo específico Choi (2016a) señala que las motivaciones de uso de las redes sociales pueden estar vinculadas con diferentes patrones de actividad relacionados con la publicación y consumo de noticias.

–       Socialización y aspectos psico-sociales: Las decisiones del usuario no pueden entenderse desvinculadas de su entorno social (Wood & Hayes, 2012). Así, la estructura de la red de contactos (su número y sus actitudes) influye en este sentido dado que aquellos usuarios con redes más pequeñas y con contactos más cercanos y de actitudes homogéneas son más dados a compartir contenidos similares mientras que en redes más amplias y con contactos más lejanos ocurre el fenómeno contrario (Pentina & Taradfar, 2014).

–       Credibilidad: Estudios sobre la credibilidad otorgada a noticias online señalan que la actitud de los usuarios ante los contenidos online depende de factores ajenos al propio texto, como el medio en el que aparece, el propio sexo del lector (Arapakis et al, 2014), la autoridad atribuida a quien comparte la noticia o el tipo de vínculo que mantienen con el usuario que comparte la noticia (Ma, Sian Lee & Hoe-Lian Goh, 2014).

–       Hábitos mediáticos: Los usos y gratificaciones pueden complementarse con la teoría social cognitiva dando lugar a la teoría del media attendance, que percibe que los comportamientos de consumo mediático previos y habituales influyen sobre el uso que se da de manera concreta a Internet y los medios digitales (LaRose & Eastin, 2004).

 

–       Valores noticiosos y temas: Se ha estudiado poco acerca del contenido de las noticias que circulan en la red distribuidas por los propios usuarios (Trilling, Tolochko & Burscher, 2016). Los primeros estudios en este sentido apuntan a que los usuarios prefieren contenido que sea considerado útil, práctico, sorprendente, relacionado con sentimientos positivos o que invite a la acción (Berger y Milkman, 2012). En cuanto a la temática, se ha señalado que los usuarios anglosajones muestran una preferencia por el género de opinión y las noticias de temática internacional (Bastos & Zago, 2013) mientras que en el caso español en Facebook gozan de especial éxito las noticias de última hora sobre acontecimientos relativos al ámbito nacional (Segado-Boj, Díaz-Campo & Soria, 2013).

–       Atención mediática: Existen evidencias de que los grandes medios tradicionales siguen marcando la agenda temática de la conversación de los usuarios de redes sociales (Guo & Vargo, 2015).

También se aporta una novedad de índole metodológica, dado que se emplea un panel de usuarios, junto a un registro de actividad online con muestreo de experiencias personales para indagar acerca del papel que desempeñan todos estos factores fuera de un entorno experimental, más cercano a la realidad cotidiana de los participantes. Los entornos experimentales sitúan a los sujetos en situaciones artificiales que pueden modificar o alterar su conducta y restar naturalidad a sus reacciones. El enfoque considerado en la propuesta puede ayudar a conocer mejor el comportamiento de los usuarios (Konijn, Veldhuis y Plaisier, 2013).

En este sentido el proyecto recoge también la necesidad indicada por Choi (2016b) de dedicar mayor atención no sólo a los aspectos cognitivos sino también a los aspectos emocionales por los que se comparten contenidos e información en las redes sociales. En un sentido similar, al preguntar explícitamente a los usuarios por los motivos por los que emplean las redes sociales y comparten noticias, se avanza en la dirección apuntada por Capella (2015) de incluir en los estudios sobre difusión y consumo de noticias las dimensiones relacionadas con la gestión de relaciones sociales y construcción de la propia imagen.

Asimismo, el proyecto se propone profundizar en el tipo de hábitos de consumo mediático que influyen en la intensidad y tipo de noticias que comparten los usuarios. De manera concreta se introduce la percepción “las noticias me encontrarán” (Gil de Zúñiga, Weeks & Ardèvol-Abreu; 2017) que mide la importancia otorgada por los sujetos a las redes sociales como vehículo para estar informados acerca de la realidad. La novedad no radica tanto en la definición de este constructo como en la determinación y medida de los efectos que esta actitud ante el consumo mediático e informativo posee al respecto.

Respecto a los contenidos, el proyecto pretende ir más allá del análisis de la información política y su viralidad, que ha sido el ámbito temático estudiado de manera preferente por el momento (p. ej.: Bode, 2016; Ceron, 2015; Vaccari, Chadwick & O’Loughlin, 2015). En este sentido esta propuesta incluye en la muestra de textos para el análisis noticias y contenidos no restringidos a una categoría temática ni a un único acontecimiento de excepcional relevancia informativa.

Además, el proyecto sigue también la recomendación de Salaverría (2015) de no restringir la muestra a versiones digitales de medios tradicionales. El análisis de mensajes estudiados mediante el análisis de contenido incluirá todo tipo de medios, tanto audiovisuales como nativos digitales. En un sentido similar, las noticias procedentes de medios de comunicación representan solo una parte reducida de la exposición de los usuarios a la actualidad en redes sociales (Wells & Thorson, 2017). El proyecto se propone estudiar cómo y por qué se seleccionan y se difunden noticias publicadas por otros agentes como por ejemplo páginas personales de políticos o de agrupaciones ciudadanas.